Las bases únicas de nuestros productos

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Banner web NS (2)

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Índice contenido

Las bases únicas de nuestros productos

Combinando el poder de las plantas siberianas con procesos científicos innovadores, en Natura Siberica creamos unas bases únicas para todos nuestros productos. Estas bases no solo son muy beneficiosas para tu piel y tu cabello, sino que además potencian el efecto de todos los componentes activos que las acompañan.

¿Cuáles son estos maravillosos ingredientes?

A continuación, te presentamos las dos bases completamente únicas de nuestros productos:

Aceite de pino siberiano (Pinus Sibirica)

Utilizamos el aceite de pino siberiano como base de nuestras cremas faciales, acondicionadores  y champús.

El pino siberiano es un conífero de hoja perenne acostumbrado a soportar el clima extremo de Siberia para lo que ha desarrollado durante miles de años propiedades protectoras y antioxidantes. Su fruto son los piñones siberianos, que sirven como materia prima para extraer el aceite. Este aceite se usa desde la antigüedad para tratar quemaduras y rozaduras en la piel, así como para enriquecer baños y masajes.

El aceite de pino siberiano es 5 veces más rico en vitamina E que el aceite de oliva y 3 veces más rico en vitamina F que el aceite de hígado de bacalao. Sus vitaminas y antioxidantes protegen la piel de la agresión de los radicales de oxígeno y ralentizan el proceso de envejecimiento mientras sus grasas forman una película muy fina en la superficie de la piel que es capaz de retener la hidratación sin impedir su oxigenación.

Aceite de espino amarillo (Oblepikha de Altái)

Nuestra otra base esencial y única, es el aceite de espino amarillo silvestre de Altái. La encontrarás en toda la colección Oblepikha Siberica y Oblepikha C-Berrica. Este maravilloso ingrediente tiene una alta concentración de todo el abanico de vitaminas, microelementos y ácidos orgánicos. De hecho, contiene 15 veces más vitamina C que las naranjas, cantidades de omega 7 que solo se encuentran en el aceite de pescado, y una alta concentración de carotenoides.

Desde la antigüedad este ingrediente se ha usado en medicina y cosmética por sus propiedades protectoras, nutritivas y regeneradoras. Este aceite mejora la estructura y el aspecto del cabello, previene su caída, lo protege de la caspa y la sequedad, y le otorga fortaleza y brillo. Además, se considera uno de los mejores tratamientos para la salud de la piel por su alto contenido en vitamina C, que ayuda a acelerar los procesos de regeneración eliminando incluso las cicatrices antiguas, vitamina E, que hidrata en profundidad y mantiene el aspecto joven de la piel, y vitaminas del grupo B, que estimulan el metabolismo proteico y restablecen la estructura de la piel.

Estas bases excepcionales se combinan con otros ingredientes provenientes de plantas y flores siberianas para dar lugar a una gran variedad de productos y colecciones entre los que seguro encontrarás tus favoritos, ¡es hora de conocerlos!